ENTRA EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE

ENTRA EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE
Pincha en la imagen y accede a nuestro canal de youtube.

jueves, 9 de agosto de 2012

POR CARRETERAS OLVIDADAS DE GRANADA


La ruta que te presento en esta ocasión transcurrirá por dos de las carreteras más bellas, que unen la ciudad de Granada con la Costa Tropical huyendo de las aburridas autovías y que estoy seguro que te harán disfrutar de tu moto tanto como a mi. Para tomar la carretera A-4050 que une la ciudad de Granada con Almuñécar tenemos varias opciones. La más directa es llegar hasta Granada y enlazar con la autovía de Motril hasta que pasemos el Puerto del Suspiro del Moro, tomando entonces la salida que encontraremos a nuestra derecha y que enlaza directamente con esta carretera no teniendo más que dejarte llevar por ella y disfrutando de su trazado aunque te advierto que la última vez que la tomé me encontré con bastantes deformaciones en el asfalto en los primeros tramos. También debes tener cuidado con la arenilla al pasar junto a la cantera. La otra opción y que a mi me gusta más porque no hay que llegar por autovía hasta Granada, es tomar la salida en la A-92 de Moraleda de Zafayona-Alhama de Granada. Atravesando la localidad de Moraleda de Zafayona encontrarás un desvío a tu izquierda que te indica El Turro-Cacín. Es una estrecha carretera que comienza a internarse en la sierra y que pronto te rodea de pinos que flanquean la mayor parte del recorrido, siendo lo más atractivo el paso del Río Cacín por unas acequias que discurren a lo largo de la carretera y se va cambiando del lado derecho al izquierdo por debajo de la carretera. Esto favorece que toda esta zona tenga una vegetación verde y variada que hace muy atractiva la ruta, aunque las características de la carretera no te dejará abusar del puño del gas. Dejando atrás el desvío de la localidad de Cacín llegarás a un cruce donde encontrarás que la carretera que sigue recta tiene un cartel que te indica que está cortada. A nosotros nos dijeron que se podía pasar y lo hicimos pero la carretera tiene más pinta de camino que de carretera. Lo único atractivo es el conocido como "Puente Romano" que cruza el impresionante cañón que nos acompañó a nuestra izquierda durante casi todo este tramo, pero al tener que ir despacio perdimos mucho tiempo a pesar de no ser demasiados kilómetros. La otra carretera que sale en el cruce indica Alhama de Granada y al igual que la anterior desemboca en la A-338, que une esta localidad con la capital granadina. Esta carretera no tiene nada que ver con la anterior, ya que es ancha, bien señalizada y con buen firme y nos conducirá en descenso hasta el Embalse de los Bermejales pasando sobre su presa. Una vez que dejemos la presa atrás comenzaremos otra vez a ascender por una zona de altos pinos. Es muy posible que te encuentres en esta carretera a grupos de motoristas que se acercan hasta esta zona de Granada para disfrutar de sus paisajes y de sus curvas, ya que la A-338 tiene unas características ideales para rodar en moto. Después de varios kilómetros encontrarás el desvío de Fornes a tu derecha y que te hará de nuevo descender hasta cerca del embalse por un trazado sinuoso y atractivo que te llevará hasta la localidad de Jayena (al salir encontrarás la última gasolinera hasta llegar a Otívar) desde donde enlazarás con la carretera que buscábamos y girarás en dirección Almuñécar comenzando a rodar entre un extenso bosque de pinos hasta llegar al término municipal de Otívar. A partir  de aquí el paisaje cambia drásticamente al verte acompañado a tu izquierda por altas paredes de rocas escarpadas y desnudas y a tu derecha por terroríficos barrancos y gargantas que te hacen desear no hacer un recto en ninguna de sus muchas curvas. Mi consejo es que no corras y disfrutes de todo el encanto de esta carretera parando en algunos de los miradores para contemplar la imagen de la Sierra de Almijara. Verás muchos coches aparcados en los laterales de la carretera y es que te estarás acercando donde comienza el sendero que lleva hasta los barrancos del Río Verde, que son muy frecuentados por los amantes de los deportes de aventura. Cuando comiences el descenso y vayas observando el mar a lo lejos, verás que el asfalto sufre una mejoría considerable en general, ya que puedes encontrar algún bache ocasional que te juegue una mala pasada si no vas atento. Tras varios kilómetros de descenso llegarás a Otívar, que se encuentra derramada por la garganta que deja el Río Verde. Desde esta localidad hasta Almuñécar son algo menos de 20 kilómetros de buen asfalto pero de trazado sinuoso con buen asfalto pasando por la localidad de Jete y junto a la cueva de la Virgen del Agua, que puedes ver desde la carretera si no quieres tomar el desvío indicado. Verás que toda esta zona es francamente fértil favorecido por la cuenca del río y por el clima tropical propio de esta zona de Andalucía.

El gran viaducto de la autovía que pasa por encima tuyo te indicará que has entrado en Almuñécar. Si quieres hacer un poco de turismo por esta localidad, simplemente déjate llevar por la pendiente de la travesía y rueda cuesta abajo hasta que llegues a la playa para disfrutar de sus encantos y de sus monumentos cercanos como su majestuoso castillo o la factoría de salazones del siglo IV a.C. En caso contrario, debes estar pendiente a la indicación de la N-340 para seguir nuestro itinerario en dirección Salobreña rodando junto a la costa entre grandes urbanizaciones y un tráfico intenso que plaga estas carreteras. Si quieres visitar esta localidad cargada de historia toma la primera salida que te encuentres y sigue siempre las indicaciones de "conjunto histórico", accediendo por empinadas  y estrechas calles hasta la zona donde está el imponente castillo y el atractivo "Paseo de las flores". Volviendo a la N-340 en dirección Motril accederás a la autovía A-44 que une la costa granadina con la capital de la provincia. A pocos kilómetros llegarás a una segunda rotonda que bordeándola completamente te permitirá tomar la N-323 que te conducirá por impresionantes tajos formados por paredes altísimas de roca y acompañado en los primeros kilómetros por el río Guadalfeo (mucho más atractivo en primavera con los deshielos) hasta la ciudad que pasó a la historia por ser el último reino musulmán de la Península Ibérica. Pero este trayecto no es sólo atractivo por su trazado y por sus vistas, ya que a lo largo del recorrido encontrarás bellas localidades como Vélez de Benaudalla, donde destaca el pequeño castillo de los Ulloa dominando la localidad. Aunque el paseo hasta este es un tanto cansado por las cuestas del antiguo barrio nazarí, merece la pena el paseo, al igual que la visita al Jardín Nazarí que los domingos abre de 11:00 a 13:00. Menos los lunes y martes, el resto de días también abre de 19:00 a 21:00 (desgraciadamente yo me lo encontré cerrado). Siguiendo nuestro ascenso hacia Granada pasaremos por la impresionante presa del Embalse de Rules, y que cuenta con un mirador para contemplar esta obra magna de ingeniería. Desde aquí encontraremos una zona de curvas más lentas y peligrosas que deberás tomar con moderación hasta llegar al túnel de Ízbor. Cruzando el túnel llegarás a una zona desde donde podrás observar los tres puentes que evitan el gran tajo formado por el río. Desde aquí comenzaremos a rodar por el conocido Valle de Lecrín regado por el Embalse de Béznar que recibe las aguas de varios ríos nacidos en las montañas cercanas. Internarse entre sus pueblos y sus carreteras es un placer para la vista por las imágenes que te deja. Si no quieres internarte en lo profundo del valle pero quieres seguir evitando la autovía, te recomiendo que atravieses la localidad de Béznar para llegar hasta Lecrín donde encontrarás a la salida de la localidad las indicaciones para continuar por la N-323 en dirección Granada pasando por las localidades de Dúrcal y Padul, donde destaca el castillo-palacio de los Duques de Padul, conocida también como "La Casa Grande" y que sólo se puede visitar los lunes. A pocos kilómetros coronarás el Puerto del Suspiro del Moro y al bajarlo verás las indicaciones de la A-385 en dirección La Malahá-Santa Fé (mirar ruta de las Alpujarras I). Desde aquí sólo tendrás que desandar el camino por la A-92 hasta Osuna para regresar a Lantejuela.
PINCHA AQUÍ PARA VER LA RUTA
video
Buena ruta y nos vemos en la carretera

domingo, 29 de abril de 2012

RUTA AL DESIERTO DE TABERNAS

Aunque por norma general este blog está dedicado principalmente a rutas en moto por Andalucía para hacerlas en el mismo día, tomando como punto de salida Lantejuela por su cercanía al centro de nuestra Comunidad Autónoma, en esta ocasión os propongo una ruta de un par de días para no tener que ir con prisas, ya que por la lejanía con la provincia de Almería, hacer las rutas en el mismo día no sería del todo gratificante, aunque no imposible.
Durante la ruta que te presento te propongo una visita al único desierto que existe en toda Europa, y que por su singular aspecto, ha motivado que fueran muchos los directores de Hollywood los que se aventuraran hasta estas tierras para rodar sus películas: el Desierto de Tabernas. Considerado Paraje Natural, con una extensión de 280 km cuadrados, entre los términos de Gádor, Tabernas, Gergal, Alboloduy y Santa Cruz, su imagen es cautivadora a pasar del aspecto desnudo y despoblado de su terreno, pero sin lugar a dudas lo hacen un lugar interesante de visitar.
Comenzaremos nuestro recorrido tomando en Osuna la A-92 en sentido Granada-Almería, destacando de esta parte de la ruta por autovía el tramo desde Archidona hasta Loja y por supuesto la subida al Puerto de la Mora junto al P.N de la Sierra de Huétor. Una vez que entres en la Hoya de Guadix no es raro que te vayas encontrando casas cuevas en las montañas que están junto a la autovía. Pasada Guadix, las vistas de Sierra Nevada son espectaculares, sobre todo si aún tienen nieve. Siguiendo desde Guadix por autovía no tardarías más de una hora en llegar a Tabernas, pero como eso sería altamente aburrido, nosotros nos salimos de la autovía en La Calahorra donde pudimos contemplar de nuevo su singular castillo. Desde aquí, comenzamos la subida al Puerto de la Ragua (2.000 m.) entrando en el Parque Natural de Sierra Nevada, por una carretera estrecha, llena de curvas con fuerte pendiente y con nieve en los márgenes de las carretera a medida que coronábamos el puerto. La carretera presenta mal aspecto al comienzo, alternando después tramos más anchos y firmes, con otros estrechos con algunas irregularidades. A los pocos kilómetros de comenzar el descenso te encontrarás un desvío que te indica Bayárcal, que es el pueblo de Almería situado a mayor altitud y que pertenece a las Alpujarras Almerienses. Tomar un refrigerio junto a su iglesia mudéjar siempre reconforta el ánimo y da descanso al cuerpo. Saliendo de dicha localidad la calzada se vuelve un poco más ancha y mejora el firme, por lo que a pesar del buen número de curvas, este tramo hasta enlazar con la A-348 se hace a mejor ritmo, rodando entre desfiladeros y barrancos. Al llegar a Laujar de Andarax nosotros fuimos buscando la carretera que te he comentado antes y que atraviesa todas las Alpujarras, pero viendo el mapa veo que se podría haber seguido por carretera comarcal hasta Fondón por Fuente Victoria, habiendo aprovechado más el trayecto, ya que desde la carretera se veía una imagen muy atractiva de Fondón, que mostraba al viajero interesantes edificios que visitar.


video

Desde esta localidad, la A-348 se vuelve muy atractiva para rodar en moto, pues el trazado está lleno de curvas rápidas y largas a medida que subes y bajas, rodando entre Sierra Nevada a tu izquierda y la Sierra de Gádor a tu derecha. También le dan un toque atractivo las localidades que se encuentran a pie de carretera como Almócita o Rágol, aunque nosotros decidimos parar a tomar café en Huécija porque nos llamó la atención los las torres de sus monumentos. De nuevo en la carretera, a medida que íbamos llegando a Gádor el aspecto iba cambiando tornándose más árido, haciéndome sentir como uno de esos actores de los Spaghettis Westers a lomos de mi montura. Nosotros atravesamos Gádor para buscar luego la autovía A-92 que nos llevaría hasta la N-340 en dirección Tabernas, pero no te lo recomiendo pues nos resultó un poco caótico atravesarla y no había demasiadas indicaciones. Para colmo, la carretera de enlace con la autovía atravesaba urbanizaciones de chalets y era muy estrecha y bacheada. Lo único bueno que tuvo fue que en lugar de enlazar con la autovía, salimos a la antigua nacional y pudimos evitar las prisas de la A-92. En dirección a Tabernas por la nacional encontramos varios parques temáticos relacionados con las películas del Oeste. Una vez que llegamos a la localidad de Tabernas, sobre las 19:00 horas, nos dirigimos al centro del pueblo.  Concretamente a la Plaza de la Rotonda buscando el Hostal Avenida, que nos habían recomendado y que por 35€ por habitación doble con derecho a garaje para las motos, estaba genial. Una vez acomodados nos dedicamos a visitar la localidad, y como no podía ser de otra forma, nos atrevimos a darnos la caminata hasta los restos del castillo datado de los siglos XIV-XV que protegía la localidad. Las vistas del desierto con la caída del sol fue un agradable espectáculo que ninguno esperábamos. En la plaza donde está la Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación (siglo XVI) nos dedicamos a dar buena cuenta de las tapas típicas de sus bares y demás establecimientos antes de una buena ducha para quitarnos la arena del desierto y un sueño reparador para afrontar el regreso.Con la salida del sol, las máquinas hicieron rugir sus motores y nos lanzamos de nuevo a la A-92 que seguiríamos hasta Alcudia de Guadix, no sin antes visitar la bonita localidad de Gergal, donde nos acercamos atravesando estrechas calles y empinadas cuestas hasta su castillo desde donde se contemplaban unas buenas vistas de toda la localidad. A medida que nos íbamos acercando a la provincia de Granada volvían las hermosas vistas de las nieves de Sierra Nevada e interesantes pueblos situados junto a la autovía y que tendré que estudiar con más detenimiento, pues me fijé en que la antigua nacional recorría algunos tramos junto a la autovía uniendo algunos de estos pueblos, por lo que la próxima vez trataré de tomar dicho itinerario. En Alcudia de Guadix abandonamos la autovía dirigiéndonos primero hacia Guadix, donde aprovechamos para visitar una de sus Casas Cuevas, continuando después hasta Purullena, donde continuamos hacia La Peza, aunque sin llegar hasta esta localidad, ya que al llegar al cruce con la GR-3201, nos dirigimos hacia la derecha en dirección Granada pasando por el Embalse de Fco. de Abellán. Una vez que llegamos a la autovía, seguimos de frente en dirección Darro, continuando por la A-308 en dirección Iznalloz. Desde aquí sólo tuvimos que seguir las indicaciones para llegar hasta Alcalá la Real, para posteriormente continuar como tantas otras veces por la Ruta del Califato hasta llegar a Estepa, donde volvimos a enlazar con la A-92 para poner fin a esta ruta de 700 kilómetros en Lantejuela.
Nos vemos en la carretera


domingo, 1 de abril de 2012

RUTA DE LOS MINEROS DE HUELVA II: POR TIERRAS DEL ANDÉVALO


Una vez más nos adentramos en tierras onubenses para disfrutar del trazado de sus carreteras. Sinceramente os diré que es una de las provincias por las que más disfruto rodando en moto, ya que la mayoría de estas carreteras de sierra, no sólo cuentan con un paisaje agradable a la vista, sino que el trazado suele contar con zonas de curvas rápidas y largas que te permiten mantener el ritmo de la marcha sin tener que recurrir constantemente al cambio de marcha o al freno. Del mismo modo, el estado de la calzada suele ser bastante bueno, cosa que se agradece cuando ruedas en moto, y aún más cuando la suspensión de esta es un tanto dura. Esta ruta se adentra en la región de la provincia de Huelva conocida como El Andévalo, situada entre la región de El Condado de Huelva al sur, Portugal a su izquierda y la sierra de Aracena y Picos de Aroche por el norte. Es una región que desde antes de nuestra era, ya fue explotada por diversos pueblos que encontraron un filón de riquezas en sus minas a cielo abierto. Su relieve es moderado, con lomas suaves que te harán subir y bajar constantemente en tu recorrido, cambiando el paisaje cada pocos kilómetro: unas veces de campos de cultivo, otras de dehesas, paisajes más propios de decorados de películas de Ciencia Ficción de serie B cuando pasas por alguna de sus minas a cielo abierto y zonas donde el agua corre constante al pasar por alguno de los principales ríos de la provincia o junto a alguno de los embalses de la zona. Pero de lo que no te quepa duda es que, si eres de los que les gusta enlazar curva tras curva sin tener que tocar el freno para no perder el ritmo, disfrutarás como loco de estas carreteras. Esta ruta tiene algunos tramos que comparte con dos de las rutas que encontrarás en el libro “Descubrir Andalucía en Moto”, por lo que obviaré la descripción de estos tramos haciéndote referencia a dichas rutas cuando llegue el momento.
Podemos considerar esta ruta como una continuación de la Ruta de los Mineros de Huelva que recojo en el libro o como una variante, ya que ambas rutas comparten el paso por algunos tramos de carretera y por algunas localidades de interés turístico en las que merece la pena parar. De hecho, ambas rutas tienen en común su inicio, ya que en ambas tendrás que desplazarte hasta la conocida localidad de Valverde del Camino, cuyas botas son conocidas fuera de nuestras fronteras. No voy a caer en la redundancia de repetir el recorrido hasta esta localidad o lo que puedes visitar en ella, cuando sólo tienes que echar un vistazo a la página 177.
Desde Valverde del Camino saldremos por la A-496 en dirección Calañas. A los pocos kilómetros encontrarás fuertes pendientes entre zonas pobladas de árboles que rodean la carretera, y en algunos puntos las paredes de algunos montes harán las veces de guardarrailes. Encontrarás un cruce rodeado de montes junto al río Odiel, con una carretera a tu izquierda que me entró por el ojo y que he visto que enlaza con la la N-435 al sur de Valverde, así que estoy pensando que la próxima vez que repita esta ruta, llegaré hasta Niebla para volver a desayunar contemplando sus murallas y desde allí comenzaré la ascensión buscando dicha nacional a través de las localidades de Candón y Beas para así probar la carretera que te he comentado antes. Con este paisaje llegarás a la pedanía de Sotiel Coronada, encontrándote en primer lugar a tu paso, el Puente de San Rafael (siglo XVIII) sobre el río Odiel, hallándose muy cerca de este los restos de un antiguo molino. No es raro ver los domingos a algunos senderistas tomando los caminos que parten desde el puente y que siguen el curso del río. También encontrarás en esta localidad dos conocidas ermitas muy cercanas entre si, las cuales, según la tradición, la ermita de Ntra. Sra. la Coronada se edificó en el año 1.520 tras aparecerse la Virgen a un pastor de Valverde, y la ermita de Ntra. Sra. de España, donde se cuenta que falleció el último rey Godo de España tras la batalla de Guadalete en el 711 contra los musulmanes. En esta ermita se pueden encontrar sillares y piedras talladas en época romana. Atravesando la localidad en dirección a Calañas, encontrarás una fuerte pendiente de subida con curvas un poco más cerradas, aunque se pueden pasar a buen ritmo jugando sólo con el gas, ya que, como te he dicho, la pendiente es bastante pronunciada. En pocos kilómetros llegarás nuestro siguiente destino, encontrando a las afueras de la localidad un pilar de finales del siglo XIX donde aún hoy se suelen llevar a las bestias a beber agua. Junto a este se encuentra una antigua fragua donde se herraban a los animales. Justo enfrente del pilar, encontrarás la calle que te conducirá hacia el centro de la localidad, donde hallarás la Plaza de Ntra. Sra. de Coronada, vigilada desde 1.937 por una imagen de esta Virgen, ubicada junto a la Plaza de Abastos inaugurada en el 1.929. Hoy día con la proliferación de grandes supermercados está en desuso. Frente a esta encontrarás la Iglesia Parroquial de Santa María de Gracia (siglos XVI-XVII), de estilo gótico tardío. Si echas un paseo alrededor de la majestuosa iglesia, encontrarás también el Ayuntamiento de Calañas en plena Plaza de España (siglo XIX), que con sus ventanales con arcos que imitan los de herradura musulmanes y su fachada de ladrillos bien podría pasar por estilo mozárabe. Saliendo de la localidad en dirección Cabezas Rubias, pasarás por una zona concurrida de bares y locales, encontrando a tu derecha una calle sin salida que te conducirá hasta un molino de factoría reciente, que imita a uno que se encontraba antaño en esa ubicación.
Cuando salgas a la carretera, te toparás con la carretera de El Cerro de Andévalo, que se le ve muy buena pinta en el piso de la carretera, y que sería una buena opción para cortar camino. Es una de las variantes que tengo pendiente para otra ocasión, aunque como verás más tarde, no es de mis prioridades. Una vez que enlaces de nuevo con la A-496 en dirección a Cabezas Rubias, te encontrarás con un tramo con poco atractivo paisajístico pero con un trazado rápido de curvas amplias y largas mientras ves las sierras a lo lejos. A los pocos kilómetros de Calañas te encontrarás un desvío a tu izquierda con la indicación de Villanueva de las Cruces. El asfalto presentaba buen estado e intuyo que el recorrido debe ser más atractivo, pues se interna de nuevo en la sierra por una zona más boscosa, llevándote esta carretera hasta la población minera de Tharsis, que nos recuerda al imperio perdido de los tartessos. Desde esta localidad podrás acceder hasta Cabezas Rubias por la A-495, por la que si he rodado hace varios años y de la que recuerdo que tenía un trazado rápido y entretenido. (Esta variante sí quiero tomarla la próxima vez que me interne por estas tierras).
Cabezas Rubias es una localidad en la que no me he parado todavía, así que no puedo contarte mucho sobre ella. En internet mencionan la Iglesia de Ntra. Sra. de Consolación, del siglo XVIII, la ermita de San Sebastián y el merendero que encontrarás subiendo por la carretera de Tharsis, donde hay un molino de viento y se puede contemplar toda la localidad. En la próxima visita por estos lares me detendré aquí y así te cuento si merece la pena.
Desde Cabezas Rubias podrías seguir subiendo hacia el norte en dirección Rosal de la Frontera, siendo lo más atractivo los 20 kilómetros más próximos a esta localidad, por volver a internarse entre lomas y colinas cubiertas de árboles (normalmente, pinos y eucaliptos), pero nuestro itinerario nos llevará hasta la N-435 por la HU-7104, pasando por las localidades de La Joya, San Telmo y Valdelamusa. Este recorrido se vuelve muy atractivo, rodando en muchos tramos rodeados de eucaliptos que impregnan el aire con su aroma incluso con el casco cerrado, encontrando a nuestro paso varios embalses, contrastando el color azul del agua con el verde de los árboles y el color característico de la tierra del Andévalo. Un tramo que os hará disfrutar de vuestra moto tanto si sois de los que le gusta rodar tranquilos gozando de las vistas, como si sois de los que buscáis rodar a ritmo rápido enlazando curva tras curva mientras tiráis la moto a un lado y a otro. De las localidades que encontrarás a tu paso, sólo paré en la localidad de San Telmo para visitar su mina, encontrando las indicaciones a tu izquierda antes de llegar a la localidad. Tendrás que rodar aproximadamente 1 kilómetro por camino de tierra, aunque no entraña ninguna dificultad. Desde el aparcamiento salen dos paseos para contemplar la mina desde varios puntos, encontrándote una mina a cielo abierto cubierta de agua en un entorno atractivo donde prevalecen los colores rojizos y pardos de esta región minera. Atravesando la localidad, casi a las afueras, encontrarás a tu derecha una gasolinera, y casi enfrente, una escalera que te conducirá hasta uno de los miradores de la mina. Esta opción es muy recomendable para aquellos a los que no les gusta meter su moto por caminos.
Una vez que enlaces con la N-435 el itinerario de regreso es el mismo que en la Ruta de los Castillos de Huelva II (página 187), tomando la A-476 que tantas veces describo en el libro.
Esta ruta no destaca por los monumentos de las localidades que atraviesa, pues en su mayoría son pequeños pueblos con un pasado minero que ya está en desuso, y su mayor atractivo está en las carreteras por el buen estado del firme y por su trazado rápido a pesar del buen número de curvas que encontrarás entre estas sierras. Como ya te he dicho, esta ruta aún no está del todo perfilada pues hay dos variantes que quiero probar la próxima vez que ruede por estos contornos, que son la subida a Sotiel Coronada desde Niebla, y el rodeo por Tharsis antes de llegar a Cabezas Rubias. Os mantendré informados en el momento que me aventure otra vez por el Andévalo.
Otras localidades de interés: Alosno y Puebla de Guzmán
RESUMEN DE LA RUTA
Distancia aproximada
460 Kilómetros
Mejor tramo.
Todo el recorrido por la provincia de Huelva es muy divertido y atractivo
Asfalto
Bueno o muy bueno. La última vez que pasé la N-435 tenía tramos en obras y algunos parches en el asfalto.
Trazado
Muy divertido en la zona de Huelva, con muchas curvas rápidas, largas y abiertas en su mayoría
Visita más interesante
Sotiel Coronada, Calañas y la Mina de San Telmo
¿Qué comer?
No te vengas sin probar el gurumelo (tipo de setas)


video

lunes, 13 de febrero de 2012

PRESENTACIÓN DEL LIBRO (12-2-2012)

El pasado día 12 de febrero vi hecho realidad un sueño que comenzó a gestarse allá, a comienzos de 2008. Por fin después de 4 años rodando por carreteras de nuestra tierra, buscando tramos de asfalto de esos a los que los motoristas nos gusta acudir huyendo de las rectas y visitando lugares dignos de ser recomendados para acercarse hasta ellos,... por fin, pude dar a conocer el trabajo de estos 4 años de rutas en moto y de recopilación de información. Pero la satisfacción no fue por ver el trabajo terminado....¡no!. Eso quedó eclipsado por la satisfacción de verme rodeado por tantos amigos que se acercaron hasta Lantejuela para estar presentes en este día. A pesar del frío. A pesar del tremendo viento. A pesar de los kilómetros que algunos tuvieron que recorrer para estar aquí. Gracias a todos.
Fueron muchos los Customs-Bikers que desde temprano ya estaban en el Pub Benjumea echándome una mano con los preparativos. Fueron muchos los miembros de las Záguilas del Saucejo los que hasta aquí se acercaron. Amigos de El Rubio, de Marchena, de Fuentes, de la provincia de Cádiz (que orgullo sentí cuando me enteré que un motorista había llegado desde Chiclana para estar en la presentación). Si me dejo a alguien atrás os pido mil perdones.
Como prometí, la presentación fue breve para no cansar al personal, y antes de las 13:00 horas ya estaban tirando cerveza del barril que se pinchó. ¡Cómo beben los "condenaos"! Si no hubiese sido porque algunos colegas se acordaron de mi mientras firmaba algunos ejemplares, ni la pruebo. Para colmo, con los nervios se me olvidó decirles a los colegas dónde estaban los refrescos guardados y no los sacaron, encontrándome a última hora casi todas las botellas en la nevera.
Me despido ya volviendo a daros las gracias a todos los que hasta aquí os acercasteis para compartir este día. Especialmente quiero dar las gracias a toda mi familia por su apoyo, a mis colegas Customs-Bikers que me echaron una mano desde temprano en los preparativos, al gran Mudinho por prestarse a hacer la presentación del libro, a Rafa Duque por sus fotos y el curro que se pegó todo el día, a los colaboradores por su ayuda (Rosán, Benjumea, Corrales, Baex, "El Francés", Refrisur y Territorio Motero) y por supuesto a Flori, sin la cual este sueño no habría llegado a hacerse nunca realidad.
Aprovecho también para pediros perdón por los errores que haya podido haber por la mala organización: es la primera vez que me meto en algo así, y creo que la última. Perdón por no haberos podido atender correctamente, pero entre los nervios previos y la "pechá" de firmar ejemplares no tuve tiempo de nada.
Por última vez: MUCHAS GRACIAS A TODOS
P.D; Si alguien se interesa en pillar un ejemplar, dejaré algunos libros en Pub Benjumea, Pub Rosán, Bar Corrales y Baex Tour. El precio del libro es de 20€.



video

jueves, 26 de enero de 2012

DESCUBRIR ANDALUCÍA EN MOTO




Llegó el momento de dar a conocer este humilde proyecto que me ha tenido cuatro años dando vueltas con mi moto por el centro y el oeste de Andalucía, principalmente. Han sido muchos miles de kilómetros, muchas horas recopilando información y desarrollando los mapas para tratar de facilitar el camino a aquellos que se dejen llevar por mis pasos. Pero el esfuerzo ha merecido la pena... no porque el libro vaya a ser un bestseller o porque haya quedado bien (al igual que un padre, yo no le veo muchos defectos a mi "hijo"), sino porque en todos estos años, en todas estas rutas, he tenido la ocasión de disfrutar mucho más afondo de nuestra querida Andalucía, que es tu tierra y la mía. He rodado por carreteras en las que sentía liberarse mi alma ante su belleza, he disfrutado de tramos en los que las curvas abiertas y rápidas se sucedían una tras otra haciendo que se dibujara una sonrisa en mi boca, he conocido nuevos lugares que me han sorprendido por su encanto, he paseado por localidades que entre sus calles escondían retales de nuestra historia olvidada,... pero lo mejor de todo, es que aún sé que me quedan muchos más lugares por conocer y muchas más carreteras que disfrutar.
El domingo 12 de febrero celebraré una pequeña presentación del libro para darlo a conocer y probar suerte con su venta. Como la hora de comienzo será a las 12:00 del mediodía, desde algo más temprano tendré preparada una exposición con algunas de las fotos que he hecho estos años y con la colaboración de los amigos prepararé una exposición de motos entre las que estarán algunas de las que salen en el libro. Después de la presentación (prometo ser breve) habrá un pequeño aperitivo para los asistentes (unas cervecitas y algo de picar).
Será la ocasión perfecta para dar las gracias a todos los que han hecho posible este proyecto: mi familia, mis amigos, mis compañeros de rutas, los colaboradores,...que han creído en mí. GRACIAS A TODOS
Ahora estoy con los nervios de un primerizo: ¿gustará el libro?, ¿vendrá gente?, ¿me quedaré corto con los aperitivos?,...espero que todo salga bien y que si decides pasarte por el Pub Benjumea el día 12, no salgas decepcionado.
Nos vemos en la carretera.
video

miércoles, 4 de enero de 2012

RUTA A LA AXARQUÍA II (LOS PIRINEOS DE MÁLAGA) 315 kilómetros






RUTA A LA AXARQUÍA II

RÍO GORDO, COMARES, LA VIÑUELA, PERIANA Y ALFARNATEJO

(MÁLAGA)

En esta ocasión nos adentraremos de nuevo en la región malagueña de la Axarquía para visitar la preciosa localidad de Comares y la zona conocida como la Ruta de los Tajos o los Pirineos Malagueños. Una ruta que te permitirá conocer pueblos que conservan la fisionomía musulmana que recibió antaño, que te permitirá disfrutar de su riquísimo vino dulce de pasas, que te permitirá disfrutar con las vistas del mar desde sus balcones en la montaña y que por supuesto, te permitirá gozar del trazado serpenteante de las carreteras de la Axarquía.

Comenzaremos nuestra ruta dirigiéndonos hacia Osuna, donde tomaremos la autovía A-92 con el fin de que los kilómetros pasen rápidos hasta alcanzar la zona que realmente nos interesa recorrer. Una vez que pasemos la localidad de Antequera, continuaremos en dirección a Málaga, debiendo superar la siempre atractiva subida por los Montes de Málaga, antes de llegar al Puerto de las Pedrizas, donde encontraremos la salida hacia Colmenar. Una vez que abandonemos la autovía, comenzaremos a rodar por una atractiva carretera con un trazado divertido pero que te permite mantener un ritmo alegre sin tener que jugarte el cuello en cada curva, aunque también encontrarás algunas irregularidades que deberás esquivar. Hasta enlazar con la A-356, irás rodando con paredes de roca a tu izquierda y las vistas de Casabermeja a lo lejos, a tu derecha. Al llegar a la carretera antes mencionada gira en dirección a Vélez-Málaga, encontrando a pocos kilómetros el desvío de la localidad de Riogordo. Este es un pueblo blanco de la Axarquía, enclavado en pleno corredor de Periana, cerca de Colmenar, en la depresión que forma el río de la Cueva entre la sierra de Camarolos al norte y los Montes al sur. Uno de los parajes naturales más bellos de los alrededores de Riogordo es el Tajo del Gómer, donde se puede practicar una ruta de senderismo que te llevará al tajo bordeando el río de la Cueva. El casco urbano se extiende sobre un terreno tan accidentado que en él se distinguen dos barrios: el barrio alto o "Cerrillo" y el barrio bajo o "La Plaza"; presentando la típica fisonomía de origen árabe con sus calles empinadas. Entre las fachadas populares podemos ver edificaciones solariegas de los siglos XVIII y XIX, y en pleno casco antiguo, resultan curisosas las hornacinas-capilla sobre los dinteles de las puertas (algunas datan del siglo XVI). Predominan las dedicadas a Cristos crucificados, dolorosas y santos. Destacan los edificios religiosos como la Iglesia de Ntra. Sra. de Gracia (s. XVI) y la ermita de San Sebastián, que guarda en su interior interesantes obras de arte. El castillo de Aute, atribuido a los fenicios, se encuentra en estado ruinoso.

A partir de Riogordo nos adentraremos en una sinuosa carretera que nos llevará hasta muy cerca de Vélez-Málaga. Esta carretera hasta el cruce con la comarcal que asciende hasta Comares presenta diferentes irregularidades en el asfalto y se encuentra, en algunos tramos, muy rugoso, habiendo en algunos puntos socavones en los laterales de la calzada. Aún así, el paseo se hace muy ameno, pues la zona es muy verde y la imagen de Comares sobre la cima de la montaña le da un toque misterioso que te hace pensar cómo será la subida hasta ese pueblo tan alto. Al llegar al desvío que te conducirá a la localidad comenzarás un ascenso bastante pronunciado de 7 kilómetros de longitud, con curvas bastante cerradas que tendrás que tomar en marchas cortas. Sobre tu cabeza comenzarás a visualizar las blancas casas de Comares, y a tu izquierda, a lo lejos, bajo las montañas, otearás el Mar Mediterráneo. Al llegar a Comares sigue siempre la travesía, pues te dejará en la Plaza del Balcón de la Axarquía. Aquí no hay aparcamientos para coches, pero como las motos ocupan poco lugar, puedes dejarla en cualquier rincón mientras te dedicas a visitar la localidad. De origen árabe, su situación demuestra el carácter de puesto vigía que debió tener, y su fisonomía conserva los rasgos de los pueblos que se forman en torno a una fortaleza, con calles sinuosas y estrechas de casas blancas y ventanas enrejadas con macetas de geranios. Sorprende ver cómo la piedra se incrusta en las casas blancas constituyendo así un elemento más de decoración. Puedes pasear dejándote llevar por el laberinto de sus calles y encontrar restos de antiguos asentamientos árabes: los restos de la fortaleza (dos torreones que reforzaban las murallas aun se conservan, uno de ellos junto al cementerio), el cerro de Mazmúllar, el Aljibe, que fue declarado en 1931 Monumento Histórico-Artístico-,y la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación (siglo XVI), de estilo mudéjar. En el exterior destaca la torre adosada a la cabecera, con arcos enmarcados en alfices típicamente mozárabes. La otra torre, que se construyó sobre la citada capilla del Sagrario, es muy parecida a las de El Borge y Vélez-Málaga y presenta planta octogonal, con paredes decoradas con pilastras, óculos y placas triangulares. En las calles más antiguas quedan dos arcos, probablemente de la época medieval.

Una vez que hayas disfrutado de la visita de este precioso pueblo, deberás desandar los 7 kilómetros que te trajeron hasta la localidad para volver a la carretera que traíamos desde Riogordo. A partir del cruce la carretera mejora considerablemente, tanto por su anchura, como por el estado del firme. Siguiendo hacia Benamargosa-Trapiche, el verde de los campos se hace más intenso, pasando junto a muchas plantaciones de aguacates, resaltando la belleza que le da al recorrido, el curso del río Benamargosa, que transcurre junto a la carretera entre montes y colinas. Al enlazar con la carretera de Casabermeja-Vélez-Málaga, hay que girar hacia la derecha para encontrar a 100m la carretera de Trapiche- La Viñuela. El asfalto de todo este tramo hasta La Viñuela es bastante bueno con un trazado divertido donde priman curvas no demasiado cerradas, aunque tendrás que atravesar algunas pequeñas aldeas, que no te permitirán mantener un ritmo constante a pesar del buen trazado que irás encontrando. Si no quieres visitar la localidad de La Viñuela, debes seguir siempre de frente en lugar de bajar hasta el embalse, enlazando poco después con la carretera de Alhama de Granada, donde encontrarás a escasos metros el cruce hacia Periana.

Si decides entrar en La Viñuela, te recomiendo una visita a la venta que originó el nacimiento de la localidad, que se conserva en buen estado, la Iglesia de San José (s. XVI) y edificios como la Ermita de la Virgen de las Angustias, el Molino de aceite del siglo XIX y la Torre de la Atalaya. Esta última, de época árabe, servía de comunicación desde las torres vigías de la costa y el castillo de Zalia. Data del siglo XV. La Torre está construida con rocas de pizarra formando techadas circulares con mortero de cal. Conserva una ménsula del matacán que defiende una puerta situada a unos 6.5 metros de altura, con jambas de ladrilos y dintel de una piedra, ocultando la medio destruida bóveda de ladrillos. Tiene unos 9.5 metros de altura y según dice la tradición fue construida en una noche con materiales aportados desde los alrededores y agua desde el río Guaro.

Cuando enlaces la carretera de Periana, encontrarás una carretera con el asfalto en buen estado, comenzando un ascenso pronunciado y constante hasta la localidad, pudiendo contemplar a tu izquierda una panorámica preciosa del Embalse de la Viñuela. Al entrar en el pueblo te encontrarás con un bonito mirador sobre el embalse. Siguiendo la travesía de la localidad saldrás de esta en dirección Colmenar, encontrando a escasos 3 kilómetros un auténtico baño árabe en la aldea de Baños de Vilo, a poco más de 610 metros sobre el nivel del mar. Este balneario es tan sólo una poza de brocal esculpida hace más de mil años, medio oculta por la fuerte vegetación y las muy abundantes aguas de sus contornos. La poza continúa derramando aguas sulforasas a la constante temperatura de 21º centígrados, específicas para males de la piel y el herpetismo. El Balneario de Baños de Vilo llegó a ser considerado en los siglos XVIII y XIX como uno de los más importantes de Andalucía. Cuando te salgas de la carretera y comiences a subir por la estrecha carretera continúa hasta que veas el panel indicador, donde podrás aparcar la moto para acercarte hasta la poza después de abrir la cancela (yo no vi a nadie al cuidado de las instalaciones y entré sin problemas). Continuando por la misma carretera, con bastantes curvas por cierto, llegarás después de dejar atrás la localidad de Mondrón a un cruce que te indicará Alfarnatejo. A partir de aquí la carretera presenta algunos tramos con bastantes irregularidades que no te permitirán apretar mucho el acelerador, pero te aseguro que no te importará ir despacio ya que las vistas de los diferentes tajos que circundan la carretera te dejarán hipnotizado. Durante varios kilómetros irás ganando altura mientras ruedas en algunos tramos entre paredes de rocas y el río Sabar a tu izquierda, hasta llegar a Alfarnatejo. El paraje que rodea a la localidad es único en la provincia de Málaga. Su complicada orografía y su lejanía de la capital convirtieron estos contornos en un auténtico hogar para bandoleros; formando parte de una romántica leyenda, como podrás apreciar en la Venta del cruce de Alfarnate. El pueblo de Alfarnatejo, está abrigado por las montañas, es pequeño, de calles anchas y casas sencillas, y únicamente destaca su iglesia del Santo Cristo de Cabrilla (s. XVIII). También hay que mencionar un puente que hay sobre el río Sabar, frente al casco urbano de Alfarnatejo.

Desde la venta-museo del bandolero del cruce de Alfarnate, que te he comentado antes, comenzarás a ascender por una preciosa carretera rodeada de barrancos y montañas, con buen firme y un trazado muy divertido hasta la provincia de Granada en el puerto de los Alazores, bajando rápidamente tras unos pocos kilómetros a la carretera A-341. Nada más enlazar con la carretera y girando hacia la izquierda encontrarás a escasos 10 metros la carretera que te conducirá hasta Villanueva del Trabuco. Desde esta población accederás a Archidona donde podrás tomar la autovía A-92 para poner rumbo hacia Osuna (ver Ruta de Alhama de Granada para más información sobre el estado de las carreteras o de las localidades). Si vas con tiempo y quieres evitar la autovía puedes tomar el camino habitual desde Antequera por Campillos y Martín de la Jara, que ya he mencionado en tantas otras rutas en el libro.

Como variante a esta ruta te voy a recomendar un itinerario de altura en el que irás rodando por las carreteras más atractivas de la zona conocida como los Pirineos de Málaga y que estoy seguro que te encantará si eres de los que disfruta de las carreteras de alta montaña con curvas reviradas. Al igual que en el comienzo de la ruta que ya te he descrito, deberás enlazar en el Puerto de las Pedrizas con la carretera de Colmenar. Unos 5 kilómetros antes de llegar a dicha localidad deberás tomar una carretera a tu izquierda que te indica Periana. Esta carretera comenzará a ascender con un trazado serpenteante por la sierra con unas vistas bastante amplias de la Axarquía. El asfalto es un poco rugoso y presenta alguna irregularidad ocasional pero sin ser realmente molesto. Cuando lleves unos kilómetros recorridos comenzarás a visualizar a lo lejos los tajos cercanos a la localidad de Alfarnatejo (el de Gómer, el de Doña Ana, y el Alto del Fraile). De lejos impresionan estas moles de roca gris, pero a medida que te vas acercando la impresión es mucho mayor. Al llegar a la venta de Alfarnate deberás girar a la derecha en sentido Alfarnatejo. Desde aquí comenzaremos a realizar la ruta anterior pero al contrario, volviendo a rodar entre los imponentes tajos y siguiendo la dirección de Periana. A los pocos kilómetros de dejar atrás los Baños de Vilo, encontrarás una carretera a tu izquierda que indica Alfarnate. Comenzará aquí un tramo muy revirado con curvas que hacen auténticos giros de 360º con un desnivel acojonante que te harán ir ganando altura rápidamente. La carretera es estrecha pero el asfalto está bien conservado, lo que da seguridad al girar en las curvas. El embalse de la Viñuela lo verás que se va pareciendo cada vez más a un charco, pues la altura que se alcanza es impresionante (confieso que este recorrido lo he hecho con el coche y por eso no tengo fotos de la subida, porque además estaba circulando por dentro de una nube y no me dejaba hacer fotos en condiciones). Cuando corones la montaña encontrarás un descenso rápido y de pocos kilómetros que te llevará hasta la localidad de Alfarnate. Lo primero que me llamó la atención de esta localidad es lo peculiar del río que la atraviesa, pues hay un punto por donde el río pasa sobre la carretera (menos mal que no tenía profundidad en ese punto). Por el núcleo urbano irás encontrando diferentes puentes para pasar de una calle a otra por encima del río. Entre los lugares más interesantes podemos destacar el Cerro del Santo Cristo, donde encontramos un mirador precioso de toda la localidad y de los valles que lo rodean, la Ermita de la Virgen de Monsalud (siglo XVI) y la Iglesia de Santa Ana, que data del siglo XVI y presenta en su exterior una torre mudéjar de tres cuerpos y en su interior una techumbre de madera natural. Me ha llamado la atención que con motivo de las ferias de la localidad sobre el 12 de septiembre, se celebra una fiesta de Moros y Cristianos el sábado de feria para conmemorar el intento de robo de la imagen de la Virgen de Monsalud por parte de las tropas musulmanas. Así que, D.m. en 2012 me acercaré para visitar las fiestas y poder contártelo.

Desde Alfarnate, llegaremos de nuevo a la Venta del cruce, terminando la ruta como te la describí en la ruta anterior.

RESUMEN DE LA RUTA

Distancia aproximada

315 Kilómetros

Mejor tramo.

Todo el recorrido por las sierras de Málaga es una auténtica gozada para rodar en moto.

Asfalto

Por las zonas de la sierra en un poco rugoso, estando en peor estado desde Riogordo hasta Comares y desde Mondrón hasta Alfarnatejo

Trazado

Muy curvilíneo una vez que abandonemos la autovía

Visita más interesante

Comares, Alfarnatejo

¿Qué comer?

En la zona de la Axarquía no puedes dejar de probar sus suculentas migas y su vino dulce de pasas.

video