ENTRA EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE

ENTRA EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE
Pincha en la imagen y accede a nuestro canal de youtube.

jueves, 1 de diciembre de 2011

RUTA DEL TEMPRANILLO (170 Kms)



RUTA DEL TEMPRANILLO
JAUJA, BADOLATOSA, CORCOYA, CASARICHE, BENAMEJÍ Y ALAMEDA
(SEVILLA)
La ruta del Tempranillo discurre por los vértices de tres provincias de Andalucía: Córdoba, Sevilla y Málaga, pasando por los pueblos de Jauja, Badolatosa, Corcoya, Casariche, Benamejí, Palenciana y Alameda, localidad donde descansan los restos de este “Robin Hood andaluz”. En estos pueblos, muy cercanos unos del otros (máximo 20 kilómetros) y regados por el río Genil, se desarrolla la vida de este bandolero de nombre: José María Pelagio Hinojosa Cobacho; apodado "El Tempranillo". Su figura es uno de los mitos más famosos e importantes de Andalucía. Esta ruta turística está inspirada en su leyenda, como bandido romántico, que robaba a los ricos para repartir el botín entre los pobres: indultado, rehabilitado y muerto en emboscada a manos de bandoleros. En esta ruta el visitante conocerá y disfrutará de los paisajes, ruinas arqueológicas, iglesias, fuentes, lagunas...etc, todos ellos, lugares donde transcurrió su apasionante y ajetreada vida.
Comenzaremos nuestra ruta poniendo rumbo a la localidad cordobesa de Puente Genil, como en anteriores ocasiones, pasando por las localidades de El Rubio, Marinaleda, Matarredonda y Herrera. Pero a diferencia de anteriores rutas, no pasaremos de largo en esta ocasión, pues Puente Genil será nuestra primera visita en esta apasionante ruta. Esta localidad cordobesa, recoge vestigios de su época pasada, que datan desde el Paleolítico, que se pueden apreciar en su Museo Arqueológico (Convento de la Victoria), junto a restos arqueológicos extraídos de la Villa romana de Fuente Álamo, o de la necrópolis hispano-visigoda de Los Castellares. Si entras por la primera entrada de la población y te dejas caer hacia su interior, llegarás en poco tiempo a su casco histórico, viéndote envuelto por una gran cantidad de edificios de interés cultural como la Casa-Palacio de los Duques de Medinaceli, la Parroquia de Ntra. Sra. de la Purificación (siglo XVI), la iglesia barroca de Ntra. Sra. de la Concepción (siglo XVIII), de la que destaca su portada labrada; sin contar con otras parroquias y conventos. Merece especial mención el Puente de Miragenil, que comenzó su construcción en el 1.561, a cargo de Hernán Ruiz II, y que ha sufrido a lo largo de los siglos diferentes reparaciones, pero que aún sigue en pie contemplando como corren a sus pies las aguas del Genil, antigua frontera natural entre Córdoba y Sevilla. En los alrededores de la localidad podrás encontrar los restos del Castillo de Anzur (siglo X), contemplando el paso de los viajeros.
Desde Puente Genil pondremos rumbo hacia Badolatosa parelelos al curso del Río Genil y al Paraje Natural del Embalse de Cordobilla, aunque por culpa de los montes plagados de olivos que rodean la carretera no podrás ver más allá de los márgenes de la calzada en los primeros tramos de este recorrido. La carretera serpentea entre montes mientras se va ganando altura, dejándote disfrutar de un recorrido divertido y entretenido, pues hay un buen número de curvas que se van enlazando hasta llegar a nuestro segundo destino. Debo avisarte, que en épocas de lluvia debes extremar la precausión pues encontrarás varias lagunas de barro que anegan ambos carriles de la carretera y podrían darte un disgusto si vas demasiado rápido. El origen de la población de Badolatosa, regada por las aguas del río Genil, parece provenir de la época romana, donde recibió el nombre de Latus, que significa 'vado ancho'. Después fue una cortijada perteneciente al marquesado de Estepa con el nombre de Vado de la Choza, hasta la abolición de los señoríos. La estructura que presenta la trama urbana viene determinada por su situación junto al río, por lo que su núcleo originario estaba formado por dos o tres calles paralelas al cauce y limitado claramente por un pequeño arroyo que desemboca al Genil y que ha sido una barrera al crecimiento de la ciudad hacia el sureste.
Entre los lugares más importantes del núcleo urbano está la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro: un templo de tres naves separadas por pilares con tres tramos: crucero y capilla mayor, datada en el siglo XVII. Junto al río podemos encontrar el Centro Temático del Río Genil, disfrutando de un agradable paseo junto a este. Si tienes ocasión, te recomiendo que preguntes por Manolo el “Pirina”, que es un señor mayor que tiene en una cochera un pequeño museo de objetos antiguos y maquetas elaboradas por él mismo, que son una verdadera maravilla. Dejando atrás esta localidad sevillana, pondremos rumbo hacia Alameda, pasando previamente junto al Embalse de Malpasillo, por una carretera estrecha y plagada de curvas mixtas desde donde supuestamente, podremos hacer un alto en el Mirador del Meandro del Río Genil. Espero que tengas más suerte que yo, puesto que la última vez que realicé la ruta, fui buscando la salida para acercarme hasta dicho mirador y no di con él. En pocos kilómetros llegaremos a la pequeña localidad de Corcoya, que también fue una de las poblaciones referentes en la vida del “Tempranillo”. En su casco urbano podemos destacar la Iglesia de la Virgen de la Fuensanta, que data su construcción en los siglos XVI-XVII. Desde el casco urbano, surge una pequeña carretera que nos llevará, en un kilómetro, hasta la Ermita de la Fuensanta, lugar de peregrinación de la patrona de la localidad el día de la romería. Según se cuenta, esta ermita era muy visitada por “El Tempranillo”, dado su fuerte convicción religiosa. El arroyo del Pontón está situado muy cerca de esta ermita, y lo más característico de éste no es su profundidad, sino la pequeña gruta que existe en uno de sus tramos, producto de la unión de dos de los lados de las sierras que lo forman. Cuenta la leyenda que la Virgen de la Fuensanta unió los dos lados de la sierra para que una mujer con su hijo, a punto de morir, pudiera pasar para ir a visitar al médico que había en Alameda, de manera que formó un pasadizo entre las dos sierras que permitió el paso de esta mujer de un lado a otro. Este suceso se fecha en 1579, y desde entonces bajo este pasadizo se encuentra una pequeña gruta de una gran belleza, tanto por su estructura como por la pincelada de frescor que aporta el agua del arroyo que atraviesa este paraje, donde nuestro bandolero se ocultaba en sus visitas a la Virgen. Yo me encontré la ermita y las cuevas del Tempranillo cerradas y me quedé con las ganas de verlas por dentro, así que la próxima vez trataré de acercarme por aquí en las fechas próximas a la romería, que supongo que será más fácil encontrarlas abiertas. Desde aquí nos adentraremos en la provincia de Málaga buscando la localidad de Alameda por una carretera un poco más ancha y rectilínea, por lo que el ritmo de marcha será más constante. Por la MA-6412 llegaremos entre campos de cultivos a la localidad donde reposan los restos del “Tempranillo”. En Alameda se encuentra la Iglesia de la Virgen de La Inmaculada Concepción (siglo XVII), de estilo barroco, donde cabe destacar su retablo. En su patio encontraremos el mausoleo de José Mª El Tempranillo, donde podremos dar un postrero homenaje al bandolero en un precioso patio andaluz rodeado de flores e imágenes de nuestro personaje. Existen en Alameda importantes restos arqueológicos que resaltan la importancia que este pueblo tuvo en la época romana, de los que destacan las Termas (siglos I-III d.C). Junto a estas termas romanas se encuentra una Necrópolis Calcolítica del 2500 a. C. Cabe destacar también la Fuente de la Placeta, construida en tiempos de Carlos III con piedra antequerana. En los alrededores de la localidad, en la carretera que conduce hacia La Roda de Andalucía, puedes encontrar la Reserva Natural de la Laguna de la Rotosa, donde acuden muchos flamencos de la laguna de Fuente de Piedras. Finalizada nuestra visita en este precioso pueblo, tomaremos la carretera donde se encuentra la Venta del Tempranillo (lugar de peregrinación de muchos viajeros que se aventuran a seguir los pasos del bandolero), poniendo rumbo hacia Palenciana por la MA-6413. Esta carretera presenta un tramo en mal estado antes de tomar el desvío que nos conducirá hasta esta localidad, que disfruta de un bonito entorno natural que es explotado con interesantes actividades en la Naturaleza, como el sendero del arroyo de las Cañas. Desde lejos se puede apreciar la Parroquia de San Miguel de finales del siglo XVIII y que se encuentra presidiendo la Plaza de Ntra. Sra. del Carmen. Continuaremos nuestro itinerario hacia la población de Benamejí, después de dejar atrás El Tejar y de atravesar de nuevo el río Genil, lo que nos permitirá contemplar un puente renacentista del siglo XVI que se encuentra en un paraje precioso rodeado de montes y colinas plagados de pinos, que nos acompañarán durante casi todo este itinerario. Para mí, es posiblemente el tramo más bonito de toda la ruta, por el buen número de curvas enlazadas que vamos encontrando a nuestro paso, a pesar de que la carretera no está en óptimas condiciones, y las vistas que se pueden contemplar de Benamejí asomada a la cornisa de uno de los montes. En la localidad de Benamejí, podremos visitar varios lugares interesantes como la Parroquia de la Inmaculada Concepción, cuya torre de estilo mudéjar se puede contemplar desde varios kilómetros de distancia y en la que destaca entre sus paredes blancas el altar mayor, de estilo neoclásico. Entre sus capillas se pueden ver algunos de los pasos que salen en Semana Santa, y que son dignos de contemplar. Junto a esta iglesia, en otro de los extremos de la Plaza de la Constitución, está el antiguo Palacio de los Marqueses de Benamejí, hoy día actual Ayuntamiento de la localidad. Otro lugar curioso para visitar es la Grieta de Benamejí, muy próxima a la plaza y presenta una extensa balconada que permite contemplar los montes que hemos atravesado desde El Tejar. Si te fijas bien podrás diferenciar entre los montes el puente renacentista. En las proximidades de la localidad podemos visitar las ruinas del Castillo de Gómez Arias, del que sólo quedan en pie algunos lienzos de torre de este antiguo castillo árabe. Te lo encontrarás junto a la nacional que une Cordoba con Antequera antes de llegar al citado puente.
Desde Benamejí, saldremos buscando la localidad que vio nacer y crecer a José Mª El Tempranillo: Jauja. Este tramo es bastante divertido a medida que vamos llegando a Jauja, pero presenta una calzada un poco rugosa y con algunas regularidades que no llegan a ser preocupantes. Pon atención cuando comiences el brusco descenso que encontrarás en el último tramo de esta carretera. Una vez que enlacemos con la carretera que une Lucena con Jauja, tendremos un bonito tramo para disfrutar de una conducción divertida entre montes de olivos y curvas mixtas que te permitirán mantener un ritmo alegre por el buen estado de la calzada. En Jauja hay que destacar la Iglesia de San José del siglo XVIII, siendo su estilo neoclásico, aunque sus retablos pertenecen al estilo barroco; junto al río Genil se encuentran los restos arqueológicos de una Aceña árabe: molino harinero. Hay que destacar también de Jauja la arquitectura popular que domina en el pueblo, de la que hay que resaltar, junto a la cal y la teja de las casas, la Muralla del Fulión, el Arroyo Blanco y las Huertas de los Llanos y las del Duque. En los últimos años se ha habilitado el Centro Temático del Bandolerismo Romántico, donde se hace un recorrido por la historia y leyenda de nuestro bandolero. Si eres de los que disfruta contemplando parajes naturales, puedes volver tus pasos por la carretera de Lucena, donde encontrarás un amplio aparcamiento junto a la carretera y un sendero que te conducirá hasta la Reserva Natural de la Laguna Amarga y Dulce, donde se pueden encontrar diferentes tipos de aves acuáticas de gran valor ornitológico, como el pato Malvasía. Volviendo a atravesar el río que nos ha acompañado a lo largo de esta ruta y regresando a la localidad de Badolatosa, buscaremos la carretera que nos conducirá hasta otra de las localidades que contemplaron la vida del bandolero: Casariche, antigua Ventippo en época romana, que tuvo un papel protagonista en la guerra de Julio César contra Pompeyo. Prueba de ello, son lugares de interés turístico e histórico como el Centro Temático del Mosaico Romano, donde podemos destacar el Juicio de Paris, y el Cerro Bellido, que es un bonito parque periurbano desde el que se pueden contemplar unas canteras romanas de unos dos mil años de antigüedad. Partiendo de la localidad en dirección a la autovía A-92, encontraremos muy cerca de esta, la Ermita de San Marcos en un entorno natural digno de contemplar y de dedicarle unos minutos de nuestro tiempo. Por desgracia, si quieres subir hasta la pequeña cueva que hay detrás de la ermita, tendrás que hacerlo a pie, puesto que normalmente el paso a los vehículos está cortado.
Una vez que hayamos enlazado con la autovía, sólo nos restará encaminar nuestros pasos hacia Osuna, donde dejaremos la autovía para terminar una nueva ruta en Lantejuela. Si vas bien de tiempo y tienes ganas de seguir empapándote de Historia, sólo tienes que encaminarte hacia el casco histórico de Antequera, en el Cerro de San Cristóbal, donde podrás disfrutar de un bonito entorno entre los restos de los lugares más emblemáticos de dicha localidad. Si quieres conocer el producto estrella de la población: el mantecado, sólo tienes que visitar algunas de sus fábricas, pudiendo encontrar en la de El Patriarca, uno de los Belenes de chocolate más grandes vistos.
Si quieres conocer estas tierras huyendo de la autovía, o por darle un poco de variedad, te recomiendo que comiences la ruta encaminándote hacia Martín de la Jara, donde pondrás rumbo a la localidad de Fuente de Piedras, después de dejar atrás Sierra de Yeguas y un basto campo de olivares. Esta divertida, aunque estrecha carretera, nos permitirá rodear la famosa Laguna de Fuente de Piedras, que es la más grande de toda la Comunidad Autónoma, con más de 1.300 hectáreas de zona protegida, y es uno de los humedales con mayor población de flamencos de toda Andalucía. Pasando por la pequeña población de Los Carvajales, llegaremos en pocos kilómetros a la localidad de Alameda. Desde aquí puedes hacer la ruta como te he descrito anteriormente, pero en esta ocasión, al llegar a Badolatosa después de visitar Jauja, encamina tus pasos a Corcoya y posteriormente hacia Casariche, pudiendo regresar desde aquí hasta Puente Genil, y así desandar el camino que te expliqué al comienzo de la ruta, para llegar de nuevo hasta Lantejuela.
RESUMEN DE LA RUTA
Distancia aproximada
170 Kilómetros
Mejor tramo.
El tramo de carretera de Puente Geníl a Badolatosa y desde Palenciana a Benamejí por el trazado entre los montes.
Asfalto
Bueno en general, aunque con algunos tramos rugosos y con baches ocasionales.
Trazado
Mixto, mezclando tramos más rectilíneos con tramos de curvas de diferentes radios.
Visita más interesante
Alameda y Benamejí
¿Qué comer?
En estas poblaciones hay muchos establecimientos para disfrutar del buen “tapeo”.



video

domingo, 27 de noviembre de 2011

RUTA DEL LOBO (300 Kms)



Posiblemente, junto con la ruta del Valle del Guadiato, sea la ruta menos monumental de todas las que recojo en el libro, puesto que las localidades que se atraviesan no pueden presumir precisamente de contar con un patrimonio monumental demasiado relevante, siendo posiblemente Cazalla de la Sierra la de mayor interés turístico. Las otras dos localidades que te recomiendo a lo largo de esta ruta son Almadén de la Plata y El Ronquillo.
Pero el interés principal de esta ruta reside en los paisajes espectaculares que encontrarás a lo largo de su recorrido, destacando sobre todo los alrededores del embalse de El Pintado, que se encuentra en el límite entre la provincia de Sevilla y la de Badajoz. En el mirador del lobo que aúlla a la bastedad de la sierra podrás disfrutar de un momento de paz y relajación mientras te siente como un lobo solitario en busca de su manada. ¿Quién sabe si te sorprenderás a ti mismo aullando en el bosque?

sábado, 12 de noviembre de 2011

RUTA POR LA TRASSIERRA CORDOBESA (280 kms)






PINCHA AQUÍ PARA VER EL NUEVO VÍDEO RESUMEN DE ESTA RUTA
Esta ha sido otra de las rutas que me ha permitido descubrir y encontrar una de las carreteras más atractivas por las que he rodado en los últimos años. Aunque en un principio esta ruta sólo iba a tratar de compaginar algunos de los lugares más emblemáticos de la provincia de Córdoba, como son el Castillo de Almodóvar del Río, que es uno de los mejores conservados de toda la comunidad andaluza; las ruinas de Medina Zahara, por su importancia histórica y para conocer la grandeza que tuvo el Califato cordobés en la Península; y terminar con una visita al casco histórico de Córdoba, recorriendo los monumentos y lugares que han hecho famosa a esta ciudad en el Mundo entero. Pero como siempre pasa; no suceden las cosas como uno tiene previsto; y esas son las mejores rutas. Desayunando en una venta de la sierra, me comentan que por fin han abierto una carreterilla de sierra que había estado siendo reparada en los últimos meses y que ahora tenía el asfalto nuevo (verano de 2009). Eso sí: ¡curvas a miles! Así que ni corto ni perezoso me adentré en dicha carretera. Como diría Jesulín: ¡Im-presionante!. No sólo por el trazado serpenteante de la carretera, sino porque a medida que vas rodando por ella vas observando por donde tendrás que pasar posteriormente. Tramos donde las vistas de la sierra se pierden en el horizonte, se combinan con otros tramos donde ruedas escoltado por paredes de roca o por túneles de árboles. En todo este tramo sólo me encontré con un ciervo junto a la carretera que cuando me vio llegar, se quedó tan extrañado por mi presencia como yo con la suya.
La primera vez que visité el castillo de Almodóvar correría el año 1.994, y llevaría yo con mi leal vulcan un año. Por aquel entonces la visita al castillo era libre y se pagaba la voluntad, al guarda que te abría la puerta, quedando prohibido entrar en las dependencias privadas. Hoy día has de pagar una entrada, y puedes encontrar diferentes actividades dentro del recinto amurallado, entre las que destacan las "Cenas Medievales", con representaciones y juegos.
La ciudad de Medina Zahara también ha cambiado desde mi última visita. Antes la entrada era gratis para los ciudadanos de la UE, y podías llevar el vehículo hasta la misma puerta del recinto. Ahora debes sacar una entrada en el centro de visitantes, donde un autobús te dejará en su entrada.
La visita a Córdoba es una maravilla, y aún más si vas con alguien que conoce todos sus rincones y te va contando anécdotas y leyendas (gracias Rafa y Sole). Pasear por las estrechas calles de la judería, visitar la Mezquita (ya he estado varias veces llevando a alumnos/as del colegio), el Alcázar de los Reyes Cristianos, la Plaza de la Corredera, relajarse en una de sus teterías,... No tiene desperdicio esta ciudad antigua morada de califas.
video

domingo, 30 de octubre de 2011

RUTA POR LOS MONTES DE MÁLAGA (320 kms)




Comenzamos una nueva ruta por la provincia de Málaga que nos llevará a internarnos y conocer algunas de las carreteras más atractivas que cruzan El Parque Natural de los Montes de Málaga. A lo largo de este recorrido podremos visitar el inigualable paisaje del Torcal de Antequera, que es, cuanto menos, curioso de contemplar, por las formas tan rebuscadas que han adoptado algunas de las formaciones rocosas que se pueden encontrar en este paraje. Dicha ruta nos llevará hasta el corazón de la capital malagueña, permitiéndonos acercarnos hasta algunos de los lugares más emblemáticos de esta pintoresca ciudad andaluza. Pero no sólo disfrutaremos de la gran ciudad, sino que a lo largo de la ruta encontraremos algunas localidades malagueñas en las que podemos hacer un alto en el camino para disfrutar de sus atractivos y de los lugares que brindan al viajero.
Nuestro punto de partida principal será la monumental ciudad de Antequera, vigilada continuamente por la conocida por unos, como la Peña de los Enamorados y por otros como “la Cabeza del Indio”. Para llegar hasta esta ciudad, antesala de los Montes de Málaga, podemos hacerlo por la autovía A-92 o a través de la localidad de Campillos, a la que accederemos por la carretera de Martín de la Jara-Sierra de Yeguas, o por la A-384 después de llegar al cruce de Almargen. Este itinerario nos permite evitar la siempre aburrida autovía y tiene carreteras anchas y de buen asfalto, por lo que el ritmo podrá ser constante y rápido, ya que no hay tantas curvas como en la carretera de Martín de la Jara. Una vez que lleguemos a Antequera, deberemos buscar la salida que nos indica Antequera-El Torcal (A-343), y mientras atravesamos la ciudad de Antequera, debemos seguir las indicaciones de “El Lobo-Park”. Saliendo de la ciudad, siempre me gusta hacer un alto para contemplar a lo lejos los muros de la antigua alcazaba árabe que defendía la villa, así como otros edificios de interés histórico que destacan entre el resto de edificaciones. A escasos kilómetros, después de dejar atrás Antequera, encontraremos un cruce en el que, si giramos a la derecha nos encaminaremos hacia El Valle de Abdalagís; pero nosotros continuaremos hacia el frente, encontrando a pocos kilómetros el Nacimiento de Río Campanillas, donde te recomiendo una parada si no es tiempo de sequía. A partir de aquí, encontrarás algunas irregularidades en el firme, aunque de escasa importancia, y también apreciarás que el trazado se va volviendo más sinuoso a medida que te vas acercando al Torcal. Después de coronar una pronunciada subida, verás un desvío a tu derecha que te indica el P.N. de El Torcal. Si no vas con prisas, te recomiendo que te acerques hasta el aparcamiento habilitado para visitar el centro de visitantes; si no te apetece, siempre tienes la posibilidad de tomarte un café en la cafetería aledaña. El Torcal de Antequera es un Paraje Natural famoso por las caprichosas formas que los diversos agentes erosivos han ido moldeando en sus rocas calizas. Su extensión es de unos veinte kilómetros cuadrados y representa una muestra del paisaje cárstico de Europa. También la fauna que habita en este paraje es muy destacable, y si te adentras en ese laberinto de rocas, es posible que te encuentres con algunas variedades de cabras montesas, así como buitres leonados y diferentes tipos de rapaces sobrevolando tu cabeza.
Continuando con nuestro itinerario, comenzaremos nuestro descenso del Torcal en dirección Villanueva de la Concepción (¡Ojo a las curvas de entrada al pueblo!), donde encontraremos en su travesía la indicación de Casabermeja-Málaga. A partir de aquí nos adentraremos en un paisaje eminentemente agrícola aunque decorado con montes y arroyos que cruzan bajo la carretera. El estado del firme no es malo y nos permitirá mantener un buen ritmo, aunque sin excesos. Aunque veremos en un cruce la indicación para dirigirnos haciaMálaga, nosotros continuaremos hacia Casabermeja, situada junto a la autovía A-45, en plena Cuesta del Espino, conocida por su peculiar cementerio, declarado monumento histórico-artístico desde 1.980, puesto que está conformado por un un conjunto de originales panteones, túmulos y pináculos, y está construido según normas elementales de la arquitectura popular, que le dan una peculiar forma escalonada. El día de Todos los Santos se convierte en un lugar digno de visitar, puesto que se cuida hasta el último detalle. Junto al Cementerio de San Sebastián, destaca también entre los edificios más notables, la Iglesia de Ntra. Sra. del Socorro, que fecha sus orígenes en el siglo XVI, pero que fue restaurada y modificada entre los siglos XVIII y XIX. Si decides no entrar en Casabermeja, continúa por la carretera A-356 en dirección Vélez-Málaga, abandonando esta carretera para llegar hasta Colmenar. Esta localidad fue fundada en el siglo XV y debe su nombre a uno de los cortijos que formaban su territorio, y que estaba lleno de colmenas dentro de sus lindes. Dicho pueblo será nuestra puerta para adentrarnos a través de la preciosa carretera A-7000 en el P.N. de los Montes de Málaga, y que nos llevará hasta el corazón de la capital malagueña, disfrutando de un trazado sinuoso de fuertes pendientes y rodeado de montes cubiertos de un extenso pinar, hasta que lleguemos al Puerto del León (960 metros), donde la vegetación se hará un tanto más despejada para que podamos apreciar con mayor intensidad la grandeza del Mar Mediterráneo bañando las costas de Málaga. A escasos metros del mirador de este puerto de montaña, y a quince kilómetros de Málaga, encontraremos a nuestra derecha la monumental Fuente de la Reina. Construida en época de la dominación musulmana, debe su nombre al emplazamiento militar que los árabes ubicaron sobre el cerro que envuelve a la fuente: Riniya. Existe una leyenda, que asegura que su nombre se debe a la llegada, hasta estos parajes, de la reina Isabel la Católica, cuando acudió al cerco de Málaga para animar a las fuerzas castellanas, aunque no está registrado. Desde este punto, el descenso se vuelve mucho más pronunciado, con curvas que hacen auténticas herraduras en el trazado que te obligan a ir bien concentrado en la carretera, puesto que un despiste te podría dar un importante disgusto por alguno de los barrancos que acompañan el recorrido. A medida que vamos llegando a la ciudad se van multiplicando los establecimientos dedicados a la hostelería y al buen yantar, entrando en Málaga por uno de los barrios periféricos, y encontrando señales a nuestro paso que nos dejarán en el casco histórico, en el Castillo de Gibralfaro, o en sus siempre concurridas playas. Si quieres saber qué puedes visitar en esta preciosa ciudad andaluza, te recomiendo que le eches un vistazo a la Ruta por la Costa Occidental de Málaga.
Desde la travesía que rodea las playas de la población y siguiendo siempre las indicaciones del "Puerto", llegaremos hasta la circunvalación de Málaga, continuando nuestro camino en dirección Sevilla-Córdoba, hallando en nuestro recorrido las indicaciones de Almogía. Siguiendo esta indicación, nos volveremos a adentrar en Los Montes de Málaga por su cara más occidental, volviendo a disfrutar de carreteras serpenteantes que nos obsequiarán con estampas preciosas, sobre todo al llegar al Embalse de Casasola. Veinticuatro kilómetros después de abandonar la autovía, llegaremos a Almogía, pudiendo contemplar desde el mirador que se encuentra a la salida de la localidad, cómo este pueblo serrano de casas blancas se derrama por la ladera de la montaña con alguna de sus casas literalmente colgando en el vacío. El monumento más importante que tiene el pueblo es la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción, construida probablemente en el siglo XVI, aunque fue muy dañada por el terremoto que asoló la provincia a finales del siglo XIX, siendo necesarias ciertas reformas en 1.891. En el exterior destaca la torre campanario y en el interior el artesonado de madera de su nave central en los alrededores existen tres lugares de interés arqueológico y de la época medieval: la Venta del Fraile, donde se pueden encontrar pinturas prehistóricas, y el castillo de Almogía y Santi Petri, ambos de la época medieval. La Torre de la Vela es la única que se conserva de las siete que formaban el antiguo castillo.
Después de esta pequeña parada, continuaremos serpenteando entre las sierras, encontrando a nuestro paso pequeños barrancos y montes donde predomina el cultivo del olivo. Este tramo hasta la localidad de Villanueva de la Concepción presenta algunas irregularidades en el asfalto, por lo que debemos estar atentos para evitar algún susto, mientras vamos contemplando de nuevo frente a nosotros las altas paredes del Torcal de Antequera. Una vez que lleguemos a Villanueva de la Concepción, sólo nos restará desandar el camino que hicimos al comienzo de esta ruta, volviendo a contemplar la imagen de la alcazaba de Antequera a nuestra derecha al llegar a la localidad. Desde aquí pondremos rumbo a Lantejuela por cualquiera de los caminos que ya conocemos.
Como variante a esta ruta, quiero tomar en la próxima ocasión, la carretera que baja desde Casabermeja hasta enlazar con la A-45 muy cerca de Málaga capital. Este tramo podríamos hacerlo tanto a la ida (en lugar de la A-7000),como en la vuelta, en lugar de la carretera de Almogía. La idea es cambiar siempre que se pueda y conocer nuevos itinerarios. Perdona que no haya más fotos, pero la vez que realicé este recorrido no llevaba a la "fotógrafa oficial", y no pudimos plasmar el verdadero encanto de estas carreteras.
PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO DE LA CARRETERA QUE SUBE AL TORCAL DESDE ANTEQUERA
PINCHA AQUÍ PARA VER LA CARRETERA DESDE MÁLAGA HASTA ANTEQUERA POR ALMOGÍA
RESUMEN DE LA RUTA
Distancia aproximada
320 Kilómetros
Mejor tramo.
Desde Colmenar hasta Málaga por la A-7000
Asfalto
Los tramos que van desde Villanueva de la Concepción hasta Casabermeja y Almogía son los que presentan más irregularidades, sin llegar a ser verdaderamente molestos.
Trazado
Divertido, primando las curvas cerradas y lentas en las sierras de Málaga
Visita más interesante
El Torcal de Antequera, Casabermeja, Málaga y Almogía.
¿Qué comer?
En la costa y sus proximidades, el pescado frito y los “espetos” de sardinas. En Almogía la “chanfaina”
video

miércoles, 19 de octubre de 2011

RUTA A GIBRALTAR (430 kms)


A lo largo de esta ruta compaginaremos dos de las carreteras con más solera motociclista de la provincia de Málaga, comunicando ambas la preciosa localidad de Ronda con la costa. Me refiero a la archiconocida carretera de San Pedro de Alcántara y la carretera que une Ronda con San Roque, en las proximidades de Algeciras. De ambas carreteras ya os he hablado con anterioridad, pero en esta ocasión aprovecharemos la bajada por la carretera de Algeciras para conocer mejor sus impresionantes pueblos serranos llenos de la tradición musulmana que habitó estos pagos en otros tiempos, descubriendo a nuestro paso preciosos paisajes de montaña rodeando el Valle del Genal y disfrutando de las vistas que nos ofrecen pequeños y grandes pueblos que derraman sus casas blancas por las laderas de las montañas. De este modo caben destacar localidades como Benadalid, Gaucín, Castellar el Viejo o Jimena de la Frontera, que sorprenderán al viajero con los restos de las fortalezas que antaño defendían estas localidades de posibles ataques enemigos. De todas ellas la que más me impactó fue Castellar el Viejo, por el entorno en el que se asienta su imponente fortaleza y por el pequeño pueblo de casas blancas que se descubre entre las calles intramuros. Pero el plato fuerte de esta ruta es sin duda Gibraltar: el último suspiro del antiguo poder colonizador de Inglaterra. Aún recuerdo la primera vez que atravesé la frontera lo que me llamó la atención la gran cantidad de banderas "Union Jack" que colgaban de casi todos los balcones de los bloques de pisos. Desde entonces he vuelto en varias ocasiones para disfrutar de la reunión H-D que se celebra en una de sus plazas más carismáticas, y me he perdido entre sus céntricas calles como cualquier "maruja" para ver productos, comparar precios o disfrutar de su gastronomía (¡no pidas el pollo al curri!). Aún me quedan por visitar los famosos túneles desde donde disparaban los cañones en caso de ataque y los no menos famosos monos del Peñón, que espero poder hacerlo próximamente para así volver a disfrutar de estas carreteras y de las diferentes opciones que te brindan; cada una con más atractivos por descubrir y más carreteras que disfrutar.
Disfruta de la ruta. Nos vemos en la carretera.
PINCHA AQUÍ PARA VER EL NUEVO VÍDEO DE LA RUTA EN YOUTUBE


video

lunes, 10 de octubre de 2011

RUTA DEL CALIFATO IV (360 kms)




Con esta ruta terminamos el conjunto de rutas dedicadas a recorrer la preciosa y monumental ruta del Califato, centrándonos en esta ocasión en las localidades pertenecientes a la provincia de Granada. Una vez más recorreremos carreteras que ya son un clásico siempre que nos dirigimos hacia esta zona de Andalucía, pues una de las prioridades de nuestras rutas es tratar de prescindir en la mayor parte del recorrido de los tramos de autovía. Las nuevas carreteras que te propongo en esta ruta no pueden presumir de ser carreteras anchas con arcén, pero gozan de buen asfalto y con un trazado de esos que hacen que a los bikers se nos caiga la baba cuando redamos por ellos. He realizado esta ruta en un par de ocasiones, y en una de ellas me quedé sin freno trasero del calentón que le di al tomar una de las variantes de la ruta y hacerla cuesta abajo, pues la inclinación de la carretera y el gran número de curvas te obliga a tocar muchas veces el freno. Cómo siempre, lo que me atrajo para preparar esta ruta era visitar y conocer esas localidades serranas que cuentan entre su patrimonio con los restos de alguna fortaleza medieval. De este modo, los pueblos de Montefrío, Moclín, Íllora y Loja, son los principales atractivos de la ruta, aunque esconden verdaderos tesoros arquitectónicos entre sus calles además de sus respectivos castillos y alcazabas. He de informarte que la mayoría de estos edificios se encuentran en estado de ruinas, siendo en muchas ocasiones, los restos de algunos muros los que se conservan de pie. Aún así, sigue siendo impresionante el perfil de cada localidad coronada, sobre el monte que lo protege, con los restos de sus antiguos baluartes.
Adéntrate en esta ruta y descubre lugares llenos de historia e interesantes vestigios del tiempo de la denominación musulmana en Andalucía, y embriágate con un sin fin de curvas sinuosas que recorren las sierras de Granada mientras contemplas a lo lejos la cumbres de Sierra Nevada.
Disfruta de la ruta.
video

martes, 4 de octubre de 2011

RUTA DE LOS NAZARÍES (330 Kilómetros)






Los reyes nazaríes, fueron otra de las dinastías más poderosas del imperio musulmán, que se afincó en Andalucía, al igual que los Almohades y los Almorávides, dejando a lo largo de su reinado un importante legado de construcciones de interés histórico, entre las que destacan los edificios de carácter militar, y como no, la Alhambra.
La Ruta de los Nazaríes, es una ruta turística enmarcada en el conjunto de rutas por la Comunidad de Andalucía, que discurre desde Las Navas de Tolosa, hasta Granada. En ella se encuentra el conjunto de fortificaciones musulmanas más importante de toda Europa. Entre las localidades que comprenden esta ruta, ya hemos visitado algunas de ellas en anteriores rutas, como por ejemplo, Baños de la Encina, Jódar, Cambil, Jimena, etc (ver otras rutas por la provincia de Jaén). A lo largo de esta ruta nos centraremos en otras localidades de la provincia de Jaén y otras de Córdoba, dependiendo del itinerario que tomemos al regreso. A lo largo de esta ruta volveremos a encontrar interesantes localidades que ya hemos conocido en rutas anteriores, puesto que volveremos a pasar por pueblos pertenecientes a la Ruta del Califato, como son Lucena, Cabra, Zuheros o Baena (ver rutas por Córdoba). Pero las localidades que más nos interesan en esta ruta son aquellas que se encuentran cerca de Jaén capital, siendo nuestra primera visita para la preciosa localidad de Porcuna, donde podemos destacar junto a su preciosa iglesia de Ntra Sra de la Asunción o la Torre de Boabdil, donde podemos encontrar el museo arqueológico municipal de Obulco. Dependiendo del itinerario que tomemos para el regreso, nos encontraremos a la derecha las localidades de Torredonjimeno, Martos y Alcaudete, a la que ya nos hemos referido antes en otra ruta. Desde aquí pondremos rumbo a tierras cordobesas para llegar hasta Priego de Córdoba por la preciosa carretera del Desfiladero de las Angosturas. Si giramos en Porcuna hacia nuestra izquierda y pasando junto a la localidad de Cañete de las Torres, llegaremos hasta Bujalance, en la campiña cordobesa, poniendo rumbo hacia Lantejuela a través de Castro del Río y Espejo, pertenecientes también a la Ruta del Califato.
Las carreteras discurren en su mayoría por la sierra, una vez que pasemos de Lucena, debiendo tener cuidado en el tramo que va desde Valenzuela hasta Porcuna, pues la última vez que pasé por el, estaba destrozado por las aguas (agosto de 2010).
Otra variante muy interesante de tomar cuando vayas bajando desde Martos, es desviarte en la indicación de Venta de Pantalones, que a pesar del nombre, es un pequeño pueblo que te encontrarás antes de entrar en Alcaudete, volviendo a contemplar su magnífico castillo defendiendo la localidad.
Buena ruta
video

viernes, 23 de septiembre de 2011

RUTA POR LA SIERRA SUR DE SEVILLA (120 kms)


Nos encontramos ante la ruta más corta recogida en el libro: tan sólo 12o kilómetros de distancia, que se pueden quedar en menos aún si optamos por realizar la variante propuesta. He pasado muchas veces por estas carreteras, ya sea para realizar una ruta más larga o para realizar esta en concreto, pues hace bastantes años, cuando todavía era un mozalbete con pelos, ya la hice en varias ocasiones con mi 75 cc. ¡Qué tiempos aquellos!.
Esta ruta no puede presumir de tener muchas localidades monumentales a su paso y tampoco puede alardear de tener carreteras anchas y de buen asfalto; pero os aseguro que rodar por ellas en primavera, cuando los campos de cultivo resplandecen con el verde intenso de los cereales es una verdadera gozada para la vista.

Una vez que dejemos atrás la monumental Osuna,nos adentraremos en la Sierra Sur de Sevilla, para llegar hasta Martín de la Jara, rodeada de montes sembrados de aerogeneradores y donde podremos visitar la reserva natural de la Laguna del Gosque. Esta carretera tiene un trazado muy revirado y traicionero si no la conoces, y en épocas de lluvia tiene una zona que se inunda cortando la carretera, así que ándate con ojo cuando ruedes por ella. A partir de El Saucejo, comienza el tramo que más me gusta de esta ruta (sin menospreciar el anterior), pudiendo contemplar al frente, cuando ruedo en sentido Algámitas, el famoso Peñón que lleva el nombre de la localidad y El Terril: cumbre más alta de la provincia de Sevilla. Encontrarás a tu paso el área recreativa de Vado Yeso, donde Las "Záguilas" del Saucejo celebran cada año su concentración de motos. De las localidades por las que pasaremos a lo largo de esta ruta, merece especial mención Morón de la Frontera, donde podrás adentrarte por sus calles para apreciar retales de historia. Para poner fin a esta ruta, nos dirigiremos hacia Marchena, antes de finalizar la ruta en Lantejuela.
Como variante a este itinerario, ya sea por disfrutar de otras carreteras de sierra o por acortar el recorrido, te recomiendo la carretera que encontrarás a tu derecha antes de llegar a la carretera que une Pruna con Morón de la Frontera y que te llevará hasta La Puebla de Cazalla. Esta carretera goza de un asfalto aceptable y su recorrido es muy divertido, aunque no te puedes desmadrar con el puño del gas pues puedes terminar en alguna cuneta.
PINCHA AQUÍ PARA VER EL NUEVO VÍDEO EN YOUTUBE
video